brinzal
866 Visualizaciones

CG: nm

CA: Agricultura – Silvicultura; Fuentes de energía renovables – Energía de la biomasa.

CT: Desde la perspectiva del viverista, una planta de calidad es aquella capaz de alcanzar un desarrollo (supervivencia y crecimiento) óptimo en un medio determinado y, por tanto, cumplir los objetivos establecidos en un plan de restauración (Villar-Salvador 2003). El análisis de las tasas de crecimiento y sus condicionantes morfológicos y fisiológicos, tanto en condiciones del vivero como tras su implantación en campo, pueden contribuir a establecer la calidad de planta. Por ejemplo, se utiliza como criterio de calidad el tamaño del brinzal (biomasa adquirida en un tiempo dado) y existe una normativa al respecto. En los trabajos de restauración en clima mediterráneo se prefieren plantas pequeñas porque deben mantener mejor una economía hídrica durante las primeras sequías después del transplante. Sin embargo, algunas evidencias han mostrado que las plántulas más grandes tienen menor riesgo de mortalidad y mayor crecimiento. Por otro lado, hay que tener en cuenta, cuando se seleccionan las plantas de vivero que las más grandes no siempre son las de mayor tasa de crecimiento; pueden ser más viejas (con mayor tiempo de crecimiento) y tener las raíces deformadas en el interior del contenedor, teniendo una supervivencia baja al ser transplantadas al campo.

F: TCEL – http://www.ugr.es/~rnm220/ingles/PDF/Cap7BosqMed.pdf, p. 222 (consulta: 16.05.2014)

DEF: Planta nacida de semilla.

F: DICCECOL – http://www.ambiente-ecologico.com/ediciones/075-10-2000/diccionarioEcologico_B03.html (consulta: 11.09.2014)

N: 1. De «brinza» (Cf. brenca, voz de or. prerromano, quizá del celta *brīnicā, der. de *brinos ‘fibra, filamento’; cf. galés brwyn-en y bretón broen-enn), ‘brizna’, + «-al» (del lat. -ālis) suf. que en sustantivos, indica el lugar en que abunda el primitivo.
2. Según el CORDE, el término aparece por primera vez en español en 1951 en Los montes. Introducción a la selvicultura, de Joaquín Ximénez de Embún y González Arnao.
3. brinzal: Se llama así al pie joven procedente de reproducción sexual. En gene­ral, para una misma especie, crece más despacio en su infancia y juventud que los ejemplares de reproducción vegetativa —chirpiales— pero mantiene durante más tiempo su crecimiento en altura y, por tanto, para una misma edad en la fase adulta, será más alto que un chirpial. Su porte es más esbelto, su longevi­dad es mayor, y su resistencia a enfermedades y plagas es mayor a medio y largo plazo. No obstante, en su juventud es más sensible a cualquier revés climático, al ataque de plagas y enfermedades, competencia por el suelo o la luz, etc.

F: 1. DRAE@; FCB. 2. CORDE (consulta: 11.09.2014); ARG. 3. IDAE – http://www.idae.es/uploads/documentos/documentos_10737_Biomasa_cultivos_energeticos_07_4bd9c8e7.pdf (consulta: 4.10.2014).

SIN:
F:

RC: biomasa, corta a hecho, desmamonado, energía de la biomasa, tocón.

IL: Brinzal de Pinus pinaster en una repoblación en Ávila, después de un incendio.

F: GHC – http://ghidrologia.blogspot.com.es/2009_05_01_archive.html (consulta: 4.10.2014)