biocarbón
718 Visualizaciones

CG: nm

CA: Desarrollo sostenible.; Fuentes de energía renovables – Energía de la biomasa.

CT: El biocarbón podría utilizarse para enterrar durante miles de años el dióxido de carbono (CO2), causante del efecto invernadero, producir energía, aumentar las cosechas gracias a su poder fertilizante y frenar la deforestación. Así lo presentan sus impulsores, que pretenden por ello que se invierta en su producción y uso a gran escala. Sin embargo, diversos expertos destacan la falta de pruebas concluyentes y señalan intereses económicos al respecto.

F: Eroski Consumer – http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/energia_y_ciencia/2009/04/06/184513.php (consulta: 26.05.2014)

DEF: Especie de grano fino de carbón producido a partir de la quema de biomasa o de residuos orgánicos, como virutas de madera, restos de cosechas o estiércol.

F: Eroski Consumer – http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/energia_y_ciencia/2009/04/06/184513.php

N: 1. Término compuesto por el prefijo «bio-» (del griego, βιο-, ‘vida’) y el sustantivo «carbón» (del latín carbo, -ōnis, ‘carbón’), cuyo primer documento en español se remonta a Berceo.
2. El biocarbón es una especie de carbón que se obtiene tras la descomposición de residuos orgánicos, tales como restos de poda o cosecha, a través de un proceso de pirólisis. De este modo, se obtiene bioenergía como el gas de síntesis sometiendo los residuos a altas temperaturas en unas condiciones de baja concentración de oxígeno. El resultado es un material que almacena la mitad del CO2 de la materia orgánica descompuesta, reduciendo con ello la emisión de parte de dicho gas.
3. El biocarbón, además de almacenar dióxido de carbono, tiene otros beneficios. Su incorporación al suelo puede mejorar las propiedades de éste, favoreciendo la retención de humedad, el aumento de la vida microbiana y, con ello, la producción agrícola. Un buen fertilizante, en definitiva.
4. El biochar sería carbono amorfo a estructura porosa, lo que le conferiría propiedades de absorción elementos y retención del agua. Constituiría también un apoyo favorable para los microorganismos del suelo. En Japón, donde existía una incorporación tradicionalmente de carbón en algunos suelos, estudios mostraron también un efecto favorable sobre el desarrollo de ciertas plantas.
5. El biochar provocaría en los suelos un aumento del CEC (capacidad de intercambo catiónico) pero no se conoce el mecanismo que lo hace posible. Los suelos de Terra Preta tienen un CEC elevado y estable, pero nada prueba que se pueda obtener el mismo resultado por adición de biocarbón en otros suelos.

F: 1. COR, t. I p. 587; Didacterion – http://recursostic.educacion.es/multidisciplinar/didacterion/esddlt.php?modo=prn (consulta: 15.09.2014). 2 y 3. EMPYBIO – http://www.empresaybiodiversidad.org/index.php/noticias/195-biocarbon-para-luchar-contra-el-cambio-climatico (consulta: 15.09.2014).

SIN:
F:

RC: biomasa, carbón, carbón vegetal, coque, ecología, efecto invernadero, energía de la biomasa, medio ambiente.

IL: Ciclo del Biochar.

F: Periodistas-es – http://periodistas-es.com/biocarbon-puede-hacer-retroceder-el-reloj-climatico-13883 (consulta: 4.10.2014)