silo textil
576 Visualizaciones

CG: nm

CA: Almacenamiento de la biomasa

CT: La biomasa puede almacenarse de diferentes maneras, dependiendo de las ins­talaciones existentes o la disponibilidad de espacio. Así, la biomasa se puede almacenar en un depósito dentro del edificio, en un almacén separado del edi­ficio o en una habitación cerrada cerca de la caldera. Pueden utilizarse silos, en superficie o subterráneos; habitaciones acondicionadas, transportando el com­bustible hasta la caldera mediante un tornillo sinfín; contenedores situados al lado del edificio, con rampas de descarga, transportando la biomasa con un ve­hículo de intercambio de carga, etc. El sistema de almacenamiento tiene una influencia directa en el tipo de trans­porte y en los sistemas de suministro. Los silos sobre el terreno necesitan vehículos de suministro que puedan descargar lanzando el combustible sobre la pila. Los silos subterráneos se pueden llenar con cualquier tipo de vehículo volquete, o caja basculante. Es muy importante la impermeabilización del almacén para evitar la entrada de agua del subsuelo o de las paredes en los sótanos. El almacenamiento de las astillas debe estar bien ventilado para permitir su secado y evitar la aparición de mohos. A continuación se exponen más detalladamente cada uno de los sistemas de al­macenamiento de la biomasa:
a) Contenedor de almacenamiento: este sistema es la opción más razona­ble para usuarios que dispongan de poco espacio. Gracias a la dimensión del contenedor (de hasta 300 kg) se puede conseguir largos periodos de autonomía de la caldera.
b) Silo textil: este sistema es óptimo en lugares en los que haya espacio su­ficiente para su instalación. El silo de lona está soportado por una estructura metálica, es permeable al aire pero no al polvo, y es antiestá­tico. Se puede instalar tanto en el interior como en el exterior del edificio; se rellena de biomasa por la parte superior y la alimentación a caldera es por la parte inferior mediante un tornillo sinfín. La capacidad de es­tos silos está entre 2 y 5 toneladas de combustible.
c) Depósito subterráneo: cuando no existe espacio suficiente para el alma­cenamiento del combustible, se podrá utilizar este tipo de depósito en el exterior de la vivienda, que mediante un sistema neumático transpor­ta los pelets a la caldera.
d) Silo de almacenamiento de obra: en este sistema se dan dos casos dis­tintos: silo con suelo inclinado con un tornillo sinfín que transporta el combustible a la caldera, o silo con un sistema de alimentación neumá­tica que permite que el silo esté situado hasta a 30 m de la caldera.

F: IDAE – http://www.idae.es/uploads/documentos/documentos_10737_Biomasa_Edificios_A2007_6862bde5.pdf (consulta: 30.05.2014)

DEF: Sistema de almacenamiento de la biomasa compuesto por un entramado metálico que soporta una estructura cilíndrica vertical de lona.

F: IDAE – http://www.idae.es/uploads/documentos/documentos_10737_Biomasa_Edificios_A2007_6862bde5.pdf (consulta: 1.11.2014); DEI; LBR.

N: 1. silo (nm): El DRAE afirma que este término es de origen incierto. No obstante, la Academia de la Llingua Asturiana explica lo siguiente: la palabra hispánica silo con el significado de ‘granero’, donde se guardaban el trigo y los cereales entre los vacceos y otras tribus hispánicas, tiene su correspondencia etimológica en el celtíbero sairo- y en el griego seirós y sirós, que a su vez derivan en el latín sirus y en el galo siro, entre otros, con el mismo significado de ‘granero’ o ‘semillero’. Se puede presuponer que el silo del hispánico central, emparentado etimológicamente con el celta irlandés sil, ‘semilla’, pertenezca al celta goidélico, bastante evolucionado fonéticamente desde muy antiguo, mientras el sairo- o seiro- (sailo- o seilo-) celtíberos, situados en un indoeuropeo más arcaico, sean propiedad del urkeltisch o el sorotáptico, manteniendo todavía el diptongo ai y ei.
textil (adj): Tiene su origen en la voz latina textĭlis.
2. Los silos textiles posibilitan disponer de manera sencilla y fiable de un almacenamiento de pellets. Los silos textiles son fáciles y rápidos de montar y los hay de muchas dimensiones. Ciertos modelos permiten aprovechar el espacio mejor que los silos de obra, como por ejemplo el silo textil GWTS XXL, pudiendo alcanzar en 2 m2 y 2,5 m de altura un almacenamiento de 5,1 t de pellets.
3. El primer fabricante de silos para la industria, agricultura y biomasa de España y tercero del mundo está en Langreo, exporta el 90% de su producción a Europa y afronta su expansión por América.
La primera empresa española que fabrica y exporta silos textiles para la industria, la ganadería y biomasa se llama Supersilo y ha recogido el premio al mejor proyecto empresarial salido del semillero de empresas de Valnalón.

F: 1. DRAE@; http://www.academiadelallingua.com/lletresasturianes/pdf/Lletres%20Asturianes%2016.pdf (consulta: 1.11.2014); LBR. 2. http://www.ensaco.es/ensaco-biomasa/ensaco-accesorios-biomasa.php (consulta: 10.11.2014). 3. http://www.cienciatec.org/%E2%80%98supersilos%E2%80%99-para-europa/ (consulta: 10.11.2014).

SIN:
F:

RC: biomasa

IL: Silo textil.

F: http://upcommons.upc.edu/pfc/bitstream/2099.1/10894/1/Mem%C3%B2ria.pdf p. 72 (consulta: 1.11.2014)